Skip to content

Técnicas

Estas son algunas de las técnicas que utilizamos

Toxina botulínica

La toxina botulínica. Conocida popularmente por el nombre comercial del primer producto que se comercializó, BOTOX®, es un medicamento muy seguro, empleado desde hace más de 20 años en muchas especialidades médicas, como neurología, oftalmología, y otras.

Su popularización y uso más extendido se debe a la medicina estética, debido a su efecto preventivo, corrector y rehabilitador sobre distintas alteraciones de la piel (seborrea, envejecimiento, etc.) y en especial a su indicación para tratar las: Arrugas de expresión.

Es el medicamento idóneo para hacer desaparecer las arrugas de expresión porque actúa relajando los músculos de la cara que las producen. Indicado especialmente para las arrugas de “patas de gallo”, frente y entrecejo.

Relaja, no rellena, y se ha demostrado su efecto rehabilitador sobre el músculo en el que actúa. No confundir con otros tratamientos que pueden voluminizar y variar las formas.

Duración del tratamiento

La duración es variable dependiendo de cada persona y de sus características faciales, formas de mover la cara, tipo de piel, edad, ser hombre o ser mujer. La duración normal es entre 3 meses y 6 meses, lo normal es repetir el tratamiento cada 4 a 5 meses, antes de que desaparezca completamente el efecto.

Tratamientos Láser

Medicina estética facial

Medicina estética corporal